¿Cómo alcanzar mis metas?

05.01.2017

Las metas son el resultado de situaciones que previamente nos hemos planteado. Se consideran de gran importancia a fin de trazar el rumbo de vida de una persona, de tal manera que la misma tenga mayor sentido. De hecho, se considera que si alguien vive sin metas, simplemente su vida está estancada porque no llega a ningún lado.

Sin mabrago, a pesar de esto, muchas personas pocas veces se plantean metas o aunque la planteen, pocas llegan a alcanzarlas. Resulta muy sencillo de hecho, desviarse de la meta que se ha trazado inicialmente. Por ello, para alcanzarla es necesario considerar una serie de elementos que se pueden englobar en: Dirección, Motivación y Compromiso.

De acuerdo a ello, vale la pena preguntarse ¿Qué o quién dirige una meta? la respuesta quizás parezca muy sencilla, uno mismo dirige sus pasos. Sin embargo, antes de apresurarse a ver las cosas de forma tan simple, es necesario conocerse así mismo muy bien ¿quién soy? ¿qué me define? ¿qué quiero?.

Conocerse así mismo implica saber cómo piensa, es decir, cómo funciona su cerebro, que potencial posee, cuáles son sus habilidades. ¿Cuándo fue la última vez que intentó hacer algo nuevo, algo distinto? En ocasiones caemos en una rutina que se apodera de nosotros y terminamos creyendo que eso somos, obteniendo los mismos resultados. En esta rutina incluso englobamos nuestros valores, creencias, gustos y preferencias. Comience intentando hacer cosas distintas, incluso levantarse del otro lado de la cama. Se podría sorprender de quién en realidad es..

Ahora bien, imagine que ya ha superado ese primer elemento y ya sabe hacia dónde va. Pregúntese ahora ¿Qué le motiva? La motivación es ese impulso que necesita para actuar, así como un vehículo necesita la gasolina para andar. ¿De quién o de qué depende para actuar? ¿Su motivación es interna o externa? ¿Cómo está su autoestima?

Es extraordinario hacer cosas por otros, alegrar sus corazones y hacerlos sentir bien. Está bien que algo así le motive, sin embargo, recuerde este principio: "Amar al prójimo como así mismo" . Es esencial que primero desee hacer cosas por usted, que le hagan feliz, usted lo merece y así estará más recargado para hacer cosas por otros. Recupere el control de su vida...

Por otro lado y ya para concluir, al tratar de alcanzar una meta muy seguramente ocurrirán situaciones que impedirán su concresión. ¿Permitirá que ello le impida avanzar? ¿Se rendirá al primer e incluso al n obstáculo? ¿Le preocupa lo que otros digan?

Prepare siempre uno o dos planes alternos y espere siempre el mejor momento. Sea constante, mantenga siempre el paso y busque formas de mantener a flote su entusiasmo. Recuerde que lo mejor de alcanzar una meta no es el fin último, sino todo lo que ha aprendido y disfrutado en ese maravilloso plan que se trazó y le permitió vivir en intesidad lo que usted mismo es.